Del destino no se escapa

Del destino no se escapa

Del destino no se escapa

Me levantaba y no encontraba
el camino que tomar.
Me levantaba y no encontraba
el motivo que me hiciera suspirar.
Me levantaba y no encontraba la risa,
escondida estaría en alguna cornisa.
Vagando andaba por las calles
sin tener en realidad una meta,
peleando en mi cabeza por encontrar una razón.

Por vez primera te vi y de mis dudas salí.
Tú estabas ahí
Esperándome a mí
Esperándome todo el tiempo sin un lugar dónde ir.
Te vi y lo supe,
Que a ti pertenecía.
Traté de escapar.
¡No sé qué fingía!,
del destino no se escapa.
En el fondo lo sabía.

Quería que tuviera sentido,
pero aún no sabía si estaba lista.
Yo aún estaba dolida
de mi anterior caída.
No sabia si te merecía.
No creía ser capaz.
Quería seguir sollozando
en mi aislada comodidad.

Pero tú estabas ahí,
y no planeabas huir.
Tenía que aceptarte, o de una vez dejarte ir.
Luego vi unos pequeños
pasando por necesidad.
Quería hacer algo,
pero no tenía la capacidad.
Recordé que estabas ahí
esperando en la oscuridad.
Sabía que junto a ti los podría ayudar.
Tarde o temprano sabías que llegaría a ti
para las grietas del mundo llenar.
Éxito por fin estoy aquí.

Comentarios: