¡Corre! … Dijo la tortuga

Todos conocemos el cuento de la tortuga y la liebre, todos sabemos quien ganó pero hoy pienso en: ¿porque la tortuga le diría “corre” a la liebre?…

La tortuga sabia que con paciencia, constancia y un poco de suerte ganaría porque la liebre se creía dueña de todo; ¡Pues bien! Yo misma he sido liebre todo el tiempo he apostado todo a la nada y he perdido todo … ¿Que he aprendido? … Nada.

No he aprendido nada porque todos son distintos al mismo tiempo he aprendido que por ser distintos las experiencias mutuas solo son viento; ¿Por que? Porque el viento no es siempre el mismo viaja por tantos lugares que al final regresa siendo otro.

Ahora quisiera ser tortuga, no asumir nada, no creer nada, solo esperar lo mejor … Guardar esperanzas, ¡Creerme la dueña de mi misma nada mas!.

Si ya no puedo ser tortuga, al menos quiero ser una liebre con discapacidad. (Si aunque se lea cruel y grosero… La vida es cruel y grosera) quiero no tener piernas, amnesia y ser una liebre que quiere ser tortuga…

Pho

Comentarios: